sí renovables nuclear no PORTADA
NUCLEAR cat - cast
PRESENTACION
CONCEPTES -- SOCIEDAD/TAT INTERNET COLAPSO - COL·LAPSE GEOPOLÍTICA PODER - CONFLICTOS CLIMA - RENOVABLES PRESENTACIÓ
CATALÀ - CASTELLANO VOLVER A ADAPTACIÓN PROFUNDA ----- VOLVER A MATERIALES

Una primera versión de este artículo se publicó en
Mientras Tanto, Boletín electrónico 189. (En PDF)

Pandemia, colapso, geopolítica y resiliencia. Apuntes de urgencia
Miguel Muñiz

Escrito desde el recuerdo a Chato Galante

Vivimos en una realidad impensable hace un mes. La pandemia y el despliegue asociado a ella (confinamiento incluido) nos han cogido por sorpresa.

La primera reacción ha sido aprovechar el confinamiento para reflexionar [1]. Pero pasadas ya casi tres semanas hay que arriesgarse, seguir las enseñanzas de "La doctrina del shock" y, partiendo de las recientes declaraciones de su autora [2], analizar las maniobras para sacar beneficios económicos, sociales y políticos, y también el trasfondo de esta crisis. Lo más elemental se deduce siguiendo las informaciones que llegan desde la UE, o los posicionamientos de los diversos partidos nacionalistas en España (nacionalismo español incluido): tras el discurso del entre todos, y más allá del aplauso tan necesario como inútil de cada tarde, todos los grupos de poder, por mínimos que sean, hacen cálculos para aprovechar el coronavirus y consolidar su situación en el después de.

Información, desinformación e intoxicación informativa son campos de batalla sobre percepciones de los conflictos, y las percepciones son el factor que más cuenta en sociedades con mayoría de clases acomodadas, lo que remarca la importancia de investigar más allá de los datos, y de poner a prueba las narrativas oficiales.

Lo que supone mantener la visión crítica sobre todo lo que nos llega del virus, su origen, los impactos en la salud y en los ecosistemas [3], las víctimas, la dispersión territorial, vacunas, perspectivas futuras, etc., contrastar lo que sabemos, o creemos saber. En este mismo boletín se reproduce un riguroso análisis del periodista Daniel Bernabé que denuncia la intoxicación informativa sobre la dispersión mundial de la pandemia, las finalidades de la maniobra y los discursos que refuerza [4].

Estos apuntes, también de urgencia, son un ejercicio en la linea apuntada: extraer consecuencias partiendo de informaciones y reflexiones llegadas hasta el momento. Se centran en: 1) la relación de la pandemia con el colapso ecológico y social y, 2) la manera en que se analiza, contrastando los enfoques desde la globalización y geopolítica, para acabar, lógicamente, con algunas conclusiones;

1) Pandemia y reflexión sobre el colapso

Como hemos dicho, hay que diferenciar entre impacto real y percepción. Centrándonos en España hay que tomar nota de que las informaciones apuntan a una mayoría de víctimas entre las clases subalternas [5]. Habrá que esperar balances completos, para lo que aún faltan meses, que perfilen este primer apunte, diferenciando, por ejemplo, entre víctimas según franjas de edad, grupo social y ubicación territorial. Hay que tener presente que cuando se redacta esta nota (3 de abril) el número total de víctimas del coronavirus aún es inferior a la epidemia de gripe de 2017, que pasó desapercibida entre el ruido informativo.

Tratándose de un proceso que puede relacionarse con dinámicas de colapso global, se confirmaría la hipótesis de que los impactos denunciados como globales tienen consecuencias diferenciadas por clases sociales, lo que impugna el discurso ambientalista genérico del ONGismo. También convendrá prestar atención a los casos de insolidaridad que se están dando, a las resistencias sociales a las órdenes de la autoridad, y a las perturbaciones psicológicas que el confinamiento producirá.

E
n cuanto a la percepción, el discurso basado en la idea de crisis que superaremos entre todos para recuperar la normalidad, combinado con un confuso esto nos cambiará, no pasa de mero enunciado banal en sintonía con las falacias habituales. Centrémonos en la diferencia existente entre la normalidad de la mayoría que no se implica en conflictos sociales, y la de la numerosa minoría que sí que se implica. Para el primer grupo, el mensaje continuo de normalidad como sinónimo de vuelta a lo de siempre, combinado con el esto nos cambiará, abre camino a todo tipo de esquizofrenias sociales, o sea, otro tema a seguir.

Para la numerosa minoría, para quienes normalidad significa volver a reivindicar, hay una parte que no consiera el colapso global como parte de sus parámetros de intervención, el coronavirus aparece aquí como una variable más de la problemática con la que se identifican, agravando el problema, como se ha comprobado en múltiples artículos que han aparecido desde el inicio del confinamiento. La excepción está en la minoría consciente de la importancia y el papel del colapso. Ahí se han abierto dos vías de análisis según las tendencias que vienen cristalizando desde hace tiempo: la ecosocialista y la colapsista.

Desde postulados ecosocialistas, la pandemia se interpreta como parte del discurso de la urgencia para afrontar cambios humanos antes de que todo vaya a peor. Esa urgencia parte del conocido axioma de que aún hay tiempo para revertir la situación. Una urgencia que, sin embargo, sólo se manifiesta mediante documentos genéricos, sin destinatarios concretos ni propuestas definidas de intervención social; documentos que combinan denuncias y medidas paliativas [6].

Desde postulados colapsistas, el coronavirus se considera como un factor más de aceleración de conflictos ya existentes [7]. Se ha llegado a teorizar sobre la gestión de la pandemia (especialmente del confinamiento) como experimento a gran escala, y de largo alcance, de ingeniería social de los distintos poderes [8]. Sin un trabajo de investigación concienzudo, esa hipótesis puede derivar fácilmente hacia el subgénero de las teorías conspirativas.

Y también ha reaparecido la hipótesis colapsista fetén: el coronavirus como crisis definitiva del capitalismo [9]; la que se invoca en cada crisis.

Cerremos este análisis con un breve apunte general sobre las izquierdas; la pandemia ha puesto aún más en evidencia las carencias y falta de estructura de su discurso político [10]. Discurso a la defensiva que se desarrolla en clave de re (recuperar, reinventar, repensar, reelaborar, reconstruir, revertir, etc.). Parece que a medida que se recrudecen conflictos sociales y ecológicos, las políticas de la diversidad y el activismo virtual se refuerzan como eficaces vías de escape ante una realidad cada vez más hostil.

2) La pandemia y el contraste entre globalización y geopolítica

La evidencia creciente de un mundo multipolar ha puesto en cuestión, en varias ocasiones, el discurso de la globalización como marco de referencia crítico. La pandemia ha dado un nuevo impulso a este cuestionamiento [11].

Hace casi dos décadas que China es un referente mundial. Pero las interpretaciones de este hecho desde la globalización, comenzando por la idea de fábrica del mundo, siempre han pasado por simplificaciones de una sociedad de una enorme complejidad, con contrastes brutales y grandes contradicciones internas [12]. El coronavirus ha aumentado esas simplificaciones bajo la forma de tópicos contrastes entre Oriente y Occidente [13], tópicos que serían rechazados si se aplicasen estrictamente a aspectos de Occidente (por ejemplo contrastes simplistas entre nórdicos y mediterráneos). Byung-Chul Han, profesor de filosofía de origen coreano que trabaja en Alemania ha analizado con detalle algunos de esos tópicos [14]. La globalización como clave interpretativa falla, es la geopolítica la que permite entender el papel desarrollado por China en la crisis del coronavirus.

La pandemia también refuerza el peso geopolítico de Rusia y China como áreas con dinámicas propias. Y ha remarcado, una vez más, el papel de la aparentemente insignificante Cuba [15], algo vergonzosamente silenciado en la mayoría de medios. También se reproduce en este número de miestrastanto.e el excelente artículo de Pascual Serrano sobre este punto que se relaciona en las NOTAS de este texto. El recurso a pedir ayuda a los gobiernos de Rusia, China, o Cuba desde otros países, incluidos algunos europeos, y recibirla; frente al egoísmo irracional del gobierno de EE.UU y la UE, casi no aparece en los medios, que se mueven entre el silencio calculado y la manipulación sutil.

Hasta ahora la pandemia ha evidenciado cosas inquietantes y ha reforzado otras que ya se sabían o intuían; entre estas segundas está la importancia del factor regional frente al globalismo simplista, a la hora de analizar y tratar los conflictos. Entre las primeras aparece la lógica elemental que apunta al crecimiento como causa de fondo [16], pero el crecimiento es la base del capitalismo y de la ideología de la modernidad, que no se puede poner en cuestión, otro punto más por el que las alternativas globales dejan de tener sentido.

Recapitulando:

- La pandemia ha demostrado que el factor desencadenante de una crisis, que puede derivar en colapso global, no tiene por qué provenir de las tres variables más conocidas y tratadas en los análisis y pronósticos: ni el cambio climático, ni el crack petrolero , ni el sistema financiero han llevado a la situación actual, aunque los tres resultarán afectados.

- Existe un amplio abanico de catástrofes en potencia, desequilibrios e impactos ambientales presentes [17], cualquiera de ellos puede ser el desencadenante de una reacción en cascada. No estamos ante el confortable recurso al factor imprevisible, al "cisne negro", sino ante factores perfectamente previsibles, resultantes de la lógica destructiva del neoliberalismo, que pueden activarse en un momento imprevisible.

-
Más allá del número de personas muertas o enfermas, los efectos sociales de la pandemia están por llegar. Cuando acabe oficialmente el estado de alarma y se afronten las consecuencias de la paralización económica, las desigualdades se acentuarán, la conflictividad social aumentará, y en todo ello la experiencia del confinamiento, y las variables relacionadas que ya están apareciendo, jugarán un papel.

- También son de temer las consecuencias ecológicas del efecto rebote que se producirá al final de ese parón económico que se ha publicitado superficialmente como beneficioso para el medio ambiente en términos de reducción de tráfico, aire limpio y espectaculares imágenes tomadas desde el espacio. Son fenómenos que no responden a políticas planificadas, sino a un paréntesis, y la anterior crisis, la financiera del 2007, ya puso en evidencia el carácter redobladamente destructivo que sigue a esos paréntesis.

- Hay lecciones valiosas que se pueden obtener de la pandemia, y que están aún pendientes no sólo de elaborar sino de enunciar; por ejemplo, todo lo relativo a la resiliencia [18], ese concepto tan en boga originario de la psicología, que se ha relacionado con la ecología y que se aplica alegremente a las sociedades como algo aparentemente neutro; en términos sociales la resiliencia remite, en realidad, a la hegemonía, en el sentido gramsciano de proporciones variables de persuasión más coacción; y la hegemonía está resultando clave para la gestión social de la pandemia. Pensemos en qué variables se fundamenta la hegemonía en China, Corea, Rusia, Japón, Cuba, etc., cómo se ha construido, y cuáles de esas variables son aplicables a la pluralidad de países de la UE (Italia, Alemania, España, Holanda, Portugal, etc.) con su inevitable diversidad.

La respuesta al colapso actual y a otros futuros está ahí. La hegemonía no es un concepto global, sino que opera en forma socialmente plural, todas en contacto con una hegemonía dominante, no se construye en un mes ni en un año, ni una o varias legislaturas ostentando el poder político si se cometen errores [19]. La hegemonía actual no se cambia con manifiestos, declaraciones genéricas, o siendo trending topìc por unas horas.

NOTAS:

[1] Antonio Turiel. 21/03/2020. Hoja de ruta (I): El Cisne Negro,
http://crashoil.blogspot.com/2020/03/hoja-de-ruta-i-el-cisne-negro.html y
28/03/2020. Hoja de ruta (II): Poniéndose en marcha.
http://crashoil.blogspot.com/2020/03/hoja-de-ruta-ii-poniendose-en-marcha.html .

[2] 18/03/2020. Entrevista a Naomi Klein. El coronavirus y la doctrina del shock. Marie Solis
https://rebelion.org/el-coronavirus-y-la-doctrina-del-shock/

[3] Ver La Marea climática. https://www.climatica.lamarea.com/

[4] La propagación del coronavirus por Europa contra la narrativa centroeuropea derechista. Daniel Bernabé.
https://blogs.publico.es/otrasmiradas/30966/la-propagacion-del-coronavirus-por-europa-contra-la-narrativa-centroeuropea-derechista/

[5] ver https://www.metropoliabierta.com/el-pulso-de-la-ciudad/sanidad/barrios-barcelona-contagiados-coronavirus_25750_102.html

[6] Dos ejemplos a nivel local, entre muchos, de esta linea son:

16/03/2020. Por un abordaje humano de la crisis del coronavirus.
Solo protegiendo a las personas es posible enfrentarse a la crisis de energía y materiales y a la emergencia climática.
Si salimos de esto en condiciones de más pobreza y miedo, se abren las puertas a la llegada de las ultraderechas.
Carlos Sánchez Mato / Yayo Herrero.
https://ctxt.es/es/20200302/Firmas/31386/crisis-coronavirus-pobreza-emergencia-climatica-ultraderecha-Yayo-Herrero-Carlos-Sanchez-Mato.htm , y

19 propuestas ambientales y sociales para dar respuesta a la crisis del coronavirus.
https://www.ecologistasenaccion.org/139068/plan-de-cuidados-covid-19/

[7] 18/03/2020. Cuatro razones por las que nuestra civilización no se irá apagando: colapsará.
Craig Collins. https://rebelion.org/cuatro-razones-por-las-que-nuestra-civilizacion-no-se-ira-apagando-colapsara/

[8] 17/03/2020. En casa y sin tocar a los otros. Coronavirus o reingeniería social a escala planetaria.
Luis Bonilla-Molina.
https://rebelion.org/coronavirus-o-reingenieria-social-a-escala-planetaria/

[9] Un ejemplo. 19/03/2020. Coronavirus: ¿fin del mundo o fin del capitalismo?
Dante Augusto Palma.
https://disidentia.com/coronavirus-fin-del-mundo-o-fin-del-capitalismo/

[10] 03/03/2020. La izquierda y su nueva comunicación política. Pascual Serrano.
https://www.eldiario.es/zonacritica/izquierda-nueva-comunicacion-politica_6_1000609953.html

[11] 16/03/2020. China: Elogio de las fronteras. Manolo Monereo.
https://www.cuartopoder.es/ideas/2020/03/16/china-elogio-fronteras-monereo/

[12] La actualidad de China. Un mundo en crisis, una sociedad en gestación.
Rafael Poch de Feliu. Editorial Crítica. 2009.


[13] 27/03/2020. El sentido de supervivencia en las megaciudades.
Un paso más hacia el fin de las divisiones simplistas entre Oriente y Occidente.
Marta Soler Alemany. Observatorio de la Política China.
https://rebelion.org/un-paso-mas-hacia-el-fin-de-las-divisiones-simplistas-entre-oriente-y-occidente/

[14] 21/03/2020. La emergencia viral y el mundo de mañana.
Byung-Chul Han, el filósofo surcoreano que piensa desde Berlín.
Los países asiáticos están gestionando mejor esta crisis que Occidente.
Mientras allí se trabaja con datos y mascarillas, aquí se llega tarde y se levantan fronteras.
https://elpais.com/ideas/2020-03-21/la-emergencia-viral-y-el-mundo-de-manana-byung-chul-han-el-filosofo-surcoreano-que-piensa-desde-berlin.html

[15] 21/03/2020. Cuba en tiempos de coronavirus. Pascual Serrano.
En China, los enfermos de coronavirus están siendo tratados por el antiviral cubano Interferón.
El crucero británico MS Braemar, con cinco casos de coronavirus, pudo atracar en Cuba Internacional.
https://www.cuartopoder.es/internacional/2020/03/21/cuba-tiempos-coronavirus-pascual-serrano/

[16] 19/03/2020. Para contener la pandemia hay que matar la economía. Estados Unidos en el ojo del huracán.
Rafael Poch de Feliu.
https://rebelion.org/estados-unidos-en-el-ojo-del-huracan/

[17] Inventario casi exhaustivo en el capítulo 2 del libro
¿Qué hacer en caso de incendio? Manifiesto por el Green New Deal,
Héctor Tejero y Emilio Santiago Muiño. Ed. Capitán Swing. 2019.


[18] https://es.wikipedia.org/wiki/Resiliencia_(psicolog%C3%ADa)

[19] Ver: 11/03/2020 Las lecciones que nos deja Bolivia. Pablo Stefanoni
https://rebelion.org/las-lecciones-que-nos-deja-bolivia/

[Miguel Muñiz Gutiérrez mantiene la página web http://www.sirenovablesnuclearno.org/ ]
DOCUMENTO BASE - 27/07/2018 Adaptación profunda, un mapa para navegar por la tragedia climática
IFLAS Occasional Paper - 2www.iflas.info Jem Bendell BA (Hons) PhD http://rebelion.org/docs/264237.pdf
TRANSICIÓN ----- PROFUNDIZACIÓN EN LA TRANSICIÓN
TORNAR A INICI - VOLVER AL INICIO
sí renovables nuclear no PORTADA
NUCLEAR cat - cast
PRESENTACION
CONCEPTES -- SOCIEDAD/TAT INTERNET COLAPSO - COL·LAPSE GEOPOLÍTICA PODER - CONFLICTOS CLIMA - RENOVABLES PRESENTACIÓ
TORNAR A INICI - VOLVER AL INICIO
CATALÀ - CASTELLANO TORNAR A ADAPTACIÓ PROFUNDA----- TORNAR A MATERIALS

Una primera versió d'aquest article es va publicar en
Mientras Tanto, Butlletí electrònic 189 . (En PDF)

Pandèmia, col·lapse, geopolítica i resiliència . Apunts d'urgència
Miguel Muñiz

Escrit des del record a Chato Galante

Vivim en una realitat impensable fa un mes. La pandèmia i el desplegament associat a ella (confinament inclòs) ens han agafat per sorpresa.

La primera reacció ha estat aprofitar el confinament per reflexionar [1]. Però passades ja gairebé tres setmanes cal arriscar-se, seguir els ensenyaments de "La doctrina de l'xoc" i, partint de les recents declaracions de la seva autora [2], analitzar les maniobres per treure beneficis econòmics, socials i polítics, i també el rerefons d'aquesta crisi. El més elemental es dedueix seguint les informacions que arriben des de la UE, o els posicionaments dels diversos partits nacionalistes a Espanya (nacionalisme espanyol inclòs): després del discurs de l' entre tots , i més enllà de l'aplaudiment tan necessari com inútil de cada tarda, tots els grups de poder, per mínims que siguin, fan càlculs per aprofitar el coronavirus i consolidar la seva situació en eldesprés de .

Informació, desinformació i intoxicació informativa són camps de batalla sobrepercepcions dels conflictes, i les percepcions són el factor que més compta a societats amb majoria de classes benestants, el que remarca la importància d'investigar més enllà de les dades, i de posar a prova les narratives oficials.

El que suposa mantenir la visió crítica sobre tot el que ens arriba de virus, el seu origen, els impactes en la salut i en els ecosistemes [3], les víctimes, la dispersió territorial, vacunes, perspectives futures, etc., contrastar el que sabem o creiem saber. En aquest mateix butlletí es reprodueix una rigorosa anàlisi de periodista Daniel Bernabé que denuncia la intoxicació informativa sobre la dispersió mundial de la pandèmia, les finalitats de la maniobra i els discursos que reforça [4].

Aquests apunts, també d'urgència, són un exercici en la línia apuntada: extreure conseqüències partint d'informacions i reflexions arribades fins al moment. Se centren en: 1) la relació de la pandèmia amb el col·lapse ecològic i social i, 2) la manera en què s'analitza, contrastant els enfocaments de la globalització i la geopolítica, per acabar, lògicament, amb algunes conclusions;

1) Pandèmia i reflexió sobre el col·lapse

Com hem dit, cal diferenciar entre impacte real i percepció . Centrant-nos a Espanya cal prendre nota que les informacions apunten a una majoria de víctimes entre les classes subalternes. [5] Caldrà esperar balanços complets, per al que encara falten mesos, que perfilin aquest primer apunt, diferenciant per exemple entre víctimes segons franges d'edat, grup social i ubicació territorial. Cal tenir present que quan es redacta aquesta nota (3 d'abril) el nombre total de víctimes de l'coronavirus encara és inferior a l'epidèmia de grip de 2017, que va passar desapercebuda entre el soroll informatiu.

Si es tracta d'un procés que pot relacionar-se amb dinàmiques d'un col·lapse global, es confirmaria la hipòtesi que els impactes denunciats com globals tenen conseqüències diferenciades per classes socials, el que impugna el discurs ambientalista genèric de l'ONGismo. També convindrà prestar atenció als casos d'insolidaritat que s'estan donant, a les resistències socials a les ordres de l'autoritat, ia les pertorbacions psicològiques que el confinament produirà.

Quant a la percepció, el discurs basat en la idea de crisi que superarem entre tots per recuperar la normalitat , combineu o amb un confús això ens canviarà , no passa de mer enunciat banal en sintonia amb les fal·làcies habituals. Centrem-nos en la diferència existent entre la normalitat de la majoria que no s'implica en conflictes socials, i la de la nombrosa minoria que sí que s'implica. Per al primer grup, el missatge continu de normalitat com a sinònim de tornada al de sempre , combinada amb l' això ens canviarà, obre camí a tot tipus d'esquizofrènies socials, és a dir, un altre tema a seguir.

Per a la nombrosa minoria, per als que normalitat vol dir tornar a reivindicar, hi ha una part què no considera el col·lapse global com a part dels seus paràmetres d'intervenció, el coronavirus apareix aquí com una variable més de la problemàtica amb la qual s'identifiquen, agreujant el problema, com s'ha pogut comprovar en múltiples articles apareguts des de l'inici de l'confinament. L'excepció està en la part d'aquesta minoria conscient de la importància i el paper de l'col·lapse. Aquí es s'han obert dues vies d'anàlisi segons les tendències que vénen cristal·litzant des de fa temps: l'ecosocialista i la colapsista.

Des de postulats ecosocialistes, la pandèmia s'interpreta com a part del discurs d' urgència per afrontar canvis humans abans que tot vagi a pitjor . Aquesta urgència parteix del conegut axioma de que encara hi ha temps per revertir la situació. Una urgència que, però, només es manifesta mitjançant documents genèrics, sense destinataris concrets ni propostes definides d'intervenció social; documents que combinen denúncies i mesures pal·liatives [6].

Des de postulats colapsistas, el coronavirus es considera com un factor més d'acceleració de conflictes ja existents [7]. S'ha arribat a teoritzar sobre la gestió de la pandèmia (especialment del confinament) com a experiment a gran escala, i de llarg abast, d'enginyeria social dels diferents poders [8]. Sense un treball d'investigació a consciència, aquesta hipòtesi pot derivar fàcilment cap al subgènere de les teories conspiratives.

I també ha reaparegut la hipòtesi colapsista «feten»: el coronavirus com a crisi definitiva de l'capitalisme [9]; la què s'invoca a cada crisi.

Tanquem aquesta anàlisi amb un breu apunt general sobre les esquerres; la pandèmia ha posat encara més en evidència les mancances i falta d'estructura del seu discurs polític [10]. Discurs a la defensiva que es desenvolupa en clau de re (recuperar, reinventar, repensar, reelaborar, reconstruir, revertir, etc.). Sembla que a mesura que s'intensifiquen conflictes socials i ecològics, les polítiques de la diversitat i l'activisme virtual es reforcen com a eficaç via d'escapament davant una realitat cada vegada més hostil.

2) La pandèmia i el contrast entre globalització i geopolítica

L'evidència creixent d'un món multipolar ha posat en qüestió en diverses ocasions el discurs de la globalització com a marc de referència crític. La pandèmia ha donat un nou impuls a aquest qüestionament [11].

Fa gairebé dues dècades que la Xina és un referent mundial. Però les interpretacions d'aquest fet des de la globalització, començant per la idea de fàbrica de l'món, sempre han passat per simplificacions d'una societat d’una enorme complexitat, amb contrastos brutals i grans contradiccions internes. [12] El coronavirus ha augmentat aquestes simplificacions sota la forma de tòpics contrastos entre Orient iOccident [13], tòpics que serien rebutjats si s'apliquessin estrictament a aspectes d’Occident (per exemple contrastos simplistes entre nòrdics imediterranis). Byung-Chul Han, professor de filosofia d'origen coreà que treballa a Alemanya ha analitzat amb detall alguns d'aquests tòpics [14]. La globalització com a clau interpretativa falla, és la geopolítica la que permet entendre el paper desenvolupat per la Xina a la crisi de l'coronavirus.

La pandèmia també reforça el pes geopolític de Rússia i la Xina com a àrees amb dinàmiques pròpies. I ha remarcat, una vegada més, el paper de l'aparentment insignificant Cuba [15], quelcom vergonyosament silenciat en la majoria de mitjans. També es reprodueix en aquest número de mientrastanto.e l'excel·lent article de Pascual Serrano sobre aquest punt que es relaciona a les NOTES a aquest text. El recurs a demanar ajuda als governs de Rússia, la Xina, o Cuba des d'altres països, inclosos alguns europeus, i rebre-la; enfront l'egoisme irracional de govern d'EE.UU i la UE, gairebé no apareix en els mitjans, que es mouen entre el silenci calculat i la manipulació subtil.

Fins ara la pandèmia ha evidenciat coses inquietants i ha reforçat altres que ja se sabien o intuïen; entre aquestes segones hi ha la importància de l'factor regional enfront de l'globalisme simplista, a l'hora d'analitzar i tractar els conflictes. Entre les primeres apareix la lògica elemental que apunta el creixement com a causa de fons [16], però el creixement és la base de l'capitalisme i de la ideologia de la modernitat, que no es pot posar en qüestió, un altre punt més pel qual les alternatives globals deixen de tenir sentit.

Recapitulant:

- La pandèmia ha demostrat que el factor desencadenant d'una crisi, que pot derivar en col·lapse global, no té per què provenir de les tres variables més conegudes i tractades en les anàlisis i pronòstics: ni el canvi climàtic, ni el crac petrolier, ni el sistema financer han portat a la situació actual, encara que els tres resultaran afectats.

- Hi ha un ampli ventall de catàstrofes en potència, desequilibris i impactes ambientals presents [17], qualsevol d'ells pot ser el desencadenant d'una reacció en cascada. No estem davant el confortable recurs al factor imprevisible, al "cigne negre", sinó davant factors perfectament previsibles, resultants de la lògica destructiva de l'neoliberalisme, que es poden activar en un moment imprevisible.

- Més enllà de el nombre de persones mortes o malaltes, els efectes socials de la pandèmia estan encara per arribar. Quan acabi oficialment l'estat d'alarma i s'afrontin les conseqüències de la paralització econòmica, les desigualtats s'accentuaran, la conflictivitat social augmentarà, i en tot això l'experiència de l'confinament, i les variables relacionades que ja estan apareixent, jugaran un paper.

- També són de témer les conseqüències ecològiques de l' efecte rebot que es produirà a la fi d'aquest aturada econòmica que s'ha publicitat superficialment com beneficiós per al medi ambient en termes de reducció de trànsit, aire net i espectaculars imatges preses des de l'espai. Són fenòmens que no responen a polítiques planificades, sinó a un parèntesi, i l'anterior crisi, la financera de l'any 2007, ja va posar en evidència el caràcter redobladamente destructiu que segueix a aquests parèntesis.

- Hi ha lliçons valuoses que es poden obtenir de la pandèmia, i que estan encara pendents no només d'elaborar sinó d'enunciar; per exemple, tot el relatiu a la resiliència [18]
, aquest concepte tan de moda originari de la psicologia, que s'ha relacionat amb l'ecologia i que s'aplica alegrement a les societats com quelcom aparentment neutra; en termes socials la resiliència remet, en realitat, a l'hegemonia, en el sentit gramscià de proporcions variables de persuasió més coacció; i l'hegemonia està resultant clau per la gestió social de la pandèmia . Pensem en quines variables es fonamenta l'hegemonia a la Xina, Corea, Rússia, Japó, Cuba, etc., com s'ha construït, i quines d'aquestes variables són aplicables a la pluralitat de països de la UE (Itàlia, Alemanya, Espanya, Holanda , Portugal, etc.) amb la seva inevitable diversitat.

La resposta al col·lapse actual i a altres futurs hi és. L'hegemonia no és un concepte global, sinó que opera en forma socialment plural, totes en contacte amb una hegemonia dominant, no es construeix en un mes ni en un any, ni en una o diverses legislatures si es té el poder polític i es cometen errors [19]. L’
hegemonia actual no es canvia amb manifestos, declaracions genèriques, o essent trending topic per unes hores.

NOTES:
[1] Antonio Turiel. 21/03/2020. Hoja de ruta (I): El Cisne Negro,
http://crashoil.blogspot.com/2020/03/hoja-de-ruta-i-el-cisne-negro.html y
28/03/2020. Hoja de ruta (II): Poniéndose en marcha.
http://crashoil.blogspot.com/2020/03/hoja-de-ruta-ii-poniendose-en-marcha.html .

[2] 18/03/2020. Entrevista a Naomi Klein. El coronavirus y la doctrina del shock. Marie Solis
https://rebelion.org/el-coronavirus-y-la-doctrina-del-shock/

[3] Ver La Marea climática. https://www.climatica.lamarea.com/

[4] La propagación del coronavirus por Europa contra la narrativa centroeuropea derechista. Daniel Bernabé.
https://blogs.publico.es/otrasmiradas/30966/la-propagacion-del-coronavirus-por-europa-contra-la-narrativa-centroeuropea-derechista/

[5] ver https://www.metropoliabierta.com/el-pulso-de-la-ciudad/sanidad/barrios-barcelona-contagiados-coronavirus_25750_102.html

[6] Dos ejemplos a nivel local, entre muchos, de esta linea son: 16/03/2020. Por un abordaje humano de la crisis del coronavirus.
Solo protegiendo a las personas es posible enfrentarse a la crisis de energía y materiales y a la emergencia climática.
Si salimos de esto en condiciones de más pobreza y miedo, se abren las puertas a la llegada de las ultraderechas.
Carlos Sánchez Mato / Yayo Herrero.
https://ctxt.es/es/20200302/Firmas/31386/crisis-coronavirus-pobreza-emergencia-climatica-ultraderecha-Yayo-Herrero-Carlos-Sanchez-Mato.htm , y

19 propuestas ambientales y sociales para dar respuesta a la crisis del coronavirus.
https://www.ecologistasenaccion.org/139068/plan-de-cuidados-covid-19/

[7] 18/03/2020. Cuatro razones por las que nuestra civilización no se irá apagando: colapsará.
Craig Collins.https://rebelion.org/cuatro-razones-por-las-que-nuestra-civilizacion-no-se-ira-apagando-colapsara/

[8] 17/03/2020. En casa y sin tocar a los otros. Coronavirus o reingeniería social a escala planetaria.
Luis Bonilla-Molina.https://rebelion.org/coronavirus-o-reingenieria-social-a-escala-planetaria/

[9] Un ejemplo. 19/03/2020. Coronavirus: ¿fin del mundo o fin del capitalismo? Dante Augusto Palma.
https://disidentia.com/coronavirus-fin-del-mundo-o-fin-del-capitalismo/


[10] 03/03/2020. La izquierda y su nueva comunicación política. Pascual Serrano.
https://www.eldiario.es/zonacritica/izquierda-nueva-comunicacion-politica_6_1000609953.html

[11] 16/03/2020. China: Elogio de las fronteras. Manolo Monereo.
https://www.cuartopoder.es/ideas/2020/03/16/china-elogio-fronteras-monereo/

[12]La actualidad de China. Un mundo en crisis, una sociedad en gestación.
Rafael Poch de Feliu. Editorial Crítica. 2009.

[13] 27/03/2020. El sentido de supervivencia en las megaciudades.
Un paso más hacia el fin de las divisiones simplistas entre Oriente y Occidente.
Marta Soler Alemany. Observatorio de la Política China.
https://rebelion.org/un-paso-mas-hacia-el-fin-de-las-divisiones-simplistas-entre-oriente-y-occidente/


[14] 21/03/2020. La emergencia viral y el mundo de mañana.
Byung-Chul Han, el filósofo surcoreano que piensa desde Berlín.
Los países asiáticos están gestionando mejor esta crisis que Occidente.
Mientras allí se trabaja con datos y mascarillas, aquí se llega tarde y se levantan fronteras.
https://elpais.com/ideas/2020-03-21/la-emergencia-viral-y-el-mundo-de-manana-byung-chul-han-el-filosofo-surcoreano-que-piensa-desde-berlin.html


[15] 21/03/2020. Cuba en tiempos de coronavirus.
En China, los enfermos de coronavirus están siendo tratados por el antiviral cubano Interferón.
El crucero británico MS Braemar, con cinco casos de coronavirus, pudo atracar en Cuba Internacional.
Pascual Serrano.
https://www.cuartopoder.es/internacional/2020/03/21/cuba-tiempos-coronavirus-pascual-serrano/

[16] 19/03/2020. Para contener la pandemia hay que matar la economía.
Estados Unidos en el ojo del huracán. Rafael Poch de Feliu.
https://rebelion.org/estados-unidos-en-el-ojo-del-huracan/

[17] Inventario casi exhaustivo en el capítulo 2 del libro
¿Qué hacer en caso de incendio? Manifiesto por el Green New Deal
,
Héctor Tejero y Emilio Santiago Muiño. Ed. Capitán Swing. 2019.

[18]https://es.wikipedia.org/wiki/Resiliencia_(psicolog%C3%ADa)

[19] Ver: 11/03/2020 Las lecciones que nos deja Bolivia.
Pablo Stefanoni

https://rebelion.org/las-lecciones-que-nos-deja-bolivia/

[Miguel Muñiz Gutiérrez manté la pàgina webhttp://www.sirenovablesnuclearno.org/ ]
DOCUMENT BASE - 27/07/2018 Adaptación profunda, un mapa para navegar por la tragedia climática
IFLAS Occasional Paper - 2www.iflas.info Jem Bendell BA (Hons) PhD http://rebelion.org/docs/264237.pdf
TRANSICIÓ ----- APROFUNDIMENT EN LA TRANSICIÓ
 
TORNAR A INICI - VOLVER AL INICIO